Show

Volver atrás

Info

La Trastienda Promesas es un ciclo que comenzó en 2012 y está dedicado a darle un espacio a los nuevos artistas del ámbito musical. Desde su nacimiento pasaron por el escenario de La Trastienda una gran cantidad de bandas que se repartieron entre los Promesas del Rock, del Reggae, del Pop y demás.

El domingo 06 de octubre a las 20hs se viene una nueva edición de La Trastienda Promesas del Rock y los artistas que se subirán al emblemático escenario de La Trastienda serán El Nudo Rock, Martín Carrillo, Santanica Milonga y Avionets.

EL NUDO es una banda que tiene más de diez años, formada por tres amigos, Diego, Mati y Facu que en sus comienzos musicales la armaron solo por hobby. El nombre EL NUDO sale de una
canción de Callejeros que en su momento represento una unión de esa amistad. Las influencias al principio fueron variadas, dado que los gustos musicales eran de todo tipo. La banda cuenta con un disco de estudio titulado “Volver a jugar” que cuenta con 10 canciones de estilos variados. En la actualidad la banda está grabando lo que será su segundo disco de estudio que llevará el
nombre “A punto de estallar”.

MARTÍN CARRILLO es un artista mendocino que va surfeando las olas musicales con gran variedad de artilugios que decantan en buenos temas cargados de hermosas melodías y letras.

SANTANICA MILONGA es una banda nacida en la Costa Atlánticaargentina y en su esencia transmiten melodías que se acercan a Bersuit, Los Piojos, Afro Rock Latino y más. El 6 de octubre Santanica Milonga se presentará en La Trastienda dentro del ciclo
Promesas del Rock.

AVIONETS es una banda formada a principios de 2017 que busca destacarse en el rico ambiente artístico-musical de Buenos Aires y alrededores. La propuesta se basa en el indie pop rock, con una estética auditiva y visual fresca, acorde a los códigos de consumos culturales actuales. La música de Avionets es rica en armonías y climas, pasando de la calma a la explosión de sonido y con una base rítmica que hace mover el pie de manera sin que te des cuenta y, al final, te encontrarás cantando el estribillo de la canción sin saber cómo sucedió.