Show

Volver atrás

Info

Llega la edición de septiembre del Ciclo Dorado, la celebración que reúne lo mejor de la música en una noche donde la variedad y el talento ya son moneda corriente.
Esta ocasión girará en torno a la canción popular en su dimensión pop y bailable.

Con un line up de lujo, estelarizado por Bandalos Chinos, una de las bandas sensación de la escena emergente, Rey Hindú, la explosiva y energética ganadora del concurso Batalla de Bandas organizado por Movistar, Tirman Kid, recientemente seleccionada por Miguel Castro y Dargelos para la producción de su disco, en el marco de "Disco en un día" y Valdes, una de las joyas pop, proveniente de Córdoba.

Sexta edición de un ciclo que ya se vuelve insoslayable y que también contará con la participación de German Bernales (GAB) pintando en vivo y con la intervención de Fotografía de Toilette que regalará postales de los Dorados pasados.

TIRMAD KID, banda seleccionada por Miguel Castro para el proyecto "Disco en un día", es una banda que explora sonidos pop, a través de estructuras rockeras y sonidos modernos. Con una impronta muy de vanguardia, han sabido interpretar muy bien toda una corriente musical en boga, que no hace más que crecer.

VALDÉS, una de las bandas que lleva la bandera del pop argentino, desafía a quienes escuchan su música a no entrar en un trance de baile y diversión. Provenientes de Córdoba, este dúo de hermanos incursiona en un pop tan fundamentalista como importante para la renovación del género.

REY HINDÚ, estelar ganadora del multitudinario concurso "Batalla de Bandas", llevado a cabo por Movistar, entrelaza el baile y la progresión de ritmos, con una lírica que decanta en una cosmovisión que tiene tanto que ver con el barrio como con el universo. Simpáticosm desfachatados y kilomberos, luego de que tocan, la energía se queda un rato en el ambiente

BANDALOS CHINOS, una de las bandas del momento. Cultores del pop cancionero, en cada tema erigen un universo distinto que sin embargo convive en sintonía con el resto de la obra. Dulces, frescos, vitales y responsables de un sonido compacto y prolijo, es en el escenario que se vuelven inolvidables: pura energía y movimiento al servicio de la música.